Reyes Sánchez García/ mayo 18, 2022/ Gestión de la calidad/ 0 comentarios

Tiempo de lectura: 5 minutos

Hoy hablaré sobre qué tener en cuenta para hacer una estrategia y planificación de planes de prueba. Me ha llegado la idea, cuando estaba reunida con mis compañeros, comentando los distintos enfoques o lecturas que realizan otras áreas de la organización sobre los informes de avance de pruebas  (puedes consultar mi post: La importancia de aportar valor en los informes QA).  Es importante plantear una buena estrategia y planificación de tu plan de pruebas que permita a un avance continuo en el objetivo y que además de tranquilidad a los líderes sobre el alcance de los objetivos.

Índice de contenidos

Estrategia y planificación de planes de prueba

¿Cómo hacer una buena Estrategia y planificación de planes de pruebas?

Para realizar una buena estrategia y planificación de tu plan de pruebas debes definir los entornos de ejecución, los conjuntos de datos a utilizar, el orden en el que se ejecutaran los casos y cómo no, el conjunto de casos que se ejecutarán (o pasarán a estado validado) por día. En otras palabras, debe crear tu calendario de pruebas y el plan de ejecución. Para ello, debes partir de una buena estructura de pruebas (puedes consultar el post: ¿Cómo estructurar un plan de pruebas?) y de un diseño de pruebas completo (En el post: Consejos de Testing: Diseña un caso de prueba de 10, te cuento cómo).

¿En qué metodología de trabajo se está trabajando?

Del mismo modo, se debe tener en cuenta con qué metodología o marco de trabajo trabajamos. Si estamos en una metodología ágil, la planificación se adaptará a los periodos de las entregas parciales o sprints y la documentación será más reducida. Sin embargo, para metodologías en cascada, se debe hacer una estrategia de análisis temprano de requisitos para conseguir una detección temprana de errores (pruebas estáticas) y diseños de planes de prueba con la máxima cobertura posible.

¿Cómo planteamos nuestra Estrategia de planes de pruebas?

Como ya he adelantado, es importante que al definir esa estructura de pruebas y tras hacer el diseño de los casos de prueba, identifiquemos los casos que pueden contener más riesgos para ejecutarlo en los primeros días del calendario de pruebas. Además, también se debe identificar los casos cuyos datos puedan ser complejos de obtener, para de igual forma ejecutarlos los primeros, en la medida de lo posible. Se deben aislar los casos que no tienen dependencias, y repartir (o asignar) los casos de prueba entre el equipo evitando las dependencias. Después de eso, en todo momento se debe disponer de una herramienta que permita registrar e identificar los defectos de forma rápida para su análisis y solución por parte del equipo de desarrollo.

¿Cómo enfocamos nuestra Planificación de planes de prueba?

Una vez que tenemos nuestro plan de pruebas, marcados los casos con la prioridad correspondiente, se deben asignar las fechas en las que se van a ejecutar y si es posible, incluso identificar que miembro del equipo se encargará de la ejecución, como ya he comentado. También, es necesario identificar si hay casos E2E con otras áreas o sistemas, para nuevamente priorizar sus ejecuciones. De esta forma, tendremos más garantías en los buenos resultados de nuestra estrategia y planificación de planes de pruebas o es menos probable de encontrarnos con sorpresas desagradables.

¿Nos tenemos que creer nuestra planificación?

Sobre todo, es vital creer nuestra planificación de ejecución. Por ello, es recomendable hacer un plan realista, pero que no nos quite mucho tiempo, que se asemeje a la realidad de una ejecución estándar. Empezaremos por estimar que nos lleva la ejecución de cada caso de prueba (en función de los pasos a seguir y si complejidad) y sumaremos las cifras para saber cuando terminamos las ejecuciones. 

Aunque, desgraciadamente, a veces tendremos la situación inversa. Nos dirán cuanto tiempo tenemos, y distribuimos la ejecución adaptándonos a cumplir objetivos. No es una buena manera de hacer Estrategia y planificación de planes de pruebas, pero a veces el proyecto no permite otras opciones. Sin embargo, no debemos olvidar levantar riesgo y si no se cree que alcanzaremos el objetivo, indicarlo desde un primer momento. 

¿Por qué no hacer planificaciones estándar o lineal?

Porque, la realidad es que: quién ve esos informes no siempre se pone el foco en los orígenes de esos malos resultado. Por ejemplo: si tu avance previsto es de 15 casos y se ha alcanzado la cifra de 12, hay quién solo se preocupará de que se va por debajo de lo planificado y ni siquiera se interesará por el por qué. ¿Cómo evitamos estas situaciones? En primer lugar, haciendo una planificación más realista y menos básica. En segundo lugar, realizando unos informes ejecutivos que permita conocer con pocos datos las circunstancias en las que se han ejecutado las pruebas.

Ejemplo de planificaciones

De una forma u otra, tenemos que plasmar en nuestro calendario de pruebas, cuantos casos tenemos planificados ejecutar por día. Por ejemplo, tenemos un plan de pruebas a ejecutar en un máximo de 1 semana, con 180 casos de prueba. La velocidad de ejecución del equipo (4 tester) es de unos 12 casos de prueba/hora. En función de la tasa de defectos, se suele incrementar el número de reejecuciones en un 25%. De este modo, alcanzamos un total de 225 ejecuciones, unos 45 defectos. Teniendo en cuenta que el equipo tiene otras tareas y responsabilidades que solo puede dedicar el 50% de su jornada (4h) a la ejecución. ¿Qué planificaciones harías?

A continuación, te muestro dos forma de planificar el calendario de ejecuciones.

Planificación línea

Se realiza la siguiente estimación línea de ejecución de casos por día. Se puede observar la estimación de ejecuciones y avance frente a los datos de las ejecuciones y avance real.

Día de ejecución Ejecuciones Planificadas Avance Planificado Ejecuciones Reales Avance Real
Lunes 1
48
38
42
26
Martes 2
48
38
47
32
Miércoles 3
48
38
50
37
Jueves 4
48
38
45
41
Viernes 5
33
28
47
44

Estimación Gaussiana

En este segundo punto te muestro una estimación un poco menos estándar. En este tipo de estimaciones, no distribuimos el avance en la ejecución de los casos  en forma de campana de Gauss. Se distribuye el avance de modo más realista, con menos avance en los extremos y más avance en la zona central de la ejecución. En general, se suele parecer más a una ejecución real.

Día de ejecución Ejecuciones Planificadas Avance Planificado Ejecuciones Reales Avance Real
Lunes 1
44
26
42
26
Martes 2
48
34
47
32
Miércoles 3
48
38
50
37
Jueves 4
48
44
45
41
Viernes 5
37
38
47
44

Conclusión: Siempre debes hacer una Estrategia y planificación de planes de pruebas

Es necesario estimar, planificar y hacer una estrategia del plan de pruebas. Este método nos ayuda a estar preparados a las situaciones que surjan, y saber con los márgenes que contamos para alcanzar el objetivo. Además, nos quita dolores de cabeza y el tener que dar explicaciones extras. Si tienes el plan y la planificación con sus riesgos identificado, tendrás el mapa que te ayude a encontrar el tesoro.

¿Te ha resultado interesante el post? En caso afirmativo, déjame un comentario o suscríbete a las novedades. ¡No envío spam!

Quizás te puede interesar

 
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*