Reyes Sánchez García/ marzo 28, 2020/ Documentación Técnica, Gestión de la calidad/ 0 comentarios

Tiempo de lectura: 3 minutos

A la hora de ejecutar un plan de pruebas es necesario tener una buena trazabilidad entre requerimientos del proyecto y casos de uso. Esto nos permite saber que requisitos de información no se cumplen, al fallar la ejecución de los casos de uso

Al desarrollar un proyecto es necesario tener anotados los requerimientos del mismo en los distintos formatos disponibles. Esto nos ayuda, junto con la ejecución de los casos de pruebas a saber cual es el nivel de calidad de nuestro producto. Los formatos más utilizados para anotar los requerimientos son: 

Índice de contenidos

Trazabilidad entre requisitos de información y casos de uso

Beneficios que seguir una buena trazabilidad

Al llevar a cabo un plan de pruebas, son muchos los beneficios de tener una buena trazabilidad entre requerimientos del proyecto y casos de uso. Algunos de los más destacados son:

Conocer la cobertura de la base de las pruebas definidas

No siempre se puede completar la cobertura del 100% de casos de prueba que verifiquen los requerimientos. Los motivos más frecuentes son el coste de recursos humanos y de tiempo. Una buena práctica es definir un porcentaje de aceptación para las pruebas a partir de la cual se aprueba la calidad del producto.

Identificar rápidamente cuales con los requerimientos que no se cumplen

Al realizar la ejecución de pruebas, se debe conocer que casos de prueba validan el funcionamiento del sistema o componente y cuales detectan fallos. Será necesario plasmar toda esta información en el informe resumen de prueba que se comunicará a los implicados. Gracias a la trazabilidad, esta tarea nos resulta mucho más sencilla de acometer.

Identificación de las carencias de coberturas de las pruebas definidas

En algunas ocasiones, al definir el plan de pruebas, no se tienen en cuenta algunos aspectos o requerimientos definidos en las historias. En esos casos, nos encontramos que no hay una prueba o prueba que valide ese requisito de información. Al tener documentada esa trazabilidad, podemos identificar rápidamente que puntos no tienen cobertura.

Aplicar una óptima actualización de pruebas tras el refinamiento de requerimientos

Al revisar un proyecto a primer nivel, nos podemos encontrar ambigüedades, omisiones, inconsistencias, inexactitudes, contradicciones o enunciados superfluos. Este refinamiento de los requerimientos del proyecto, nos obliga a aplicar esa misma revisión en los casos de pruebas para aquellos requerimientos afectados. Esta acción se puede llevar a cabo de forma más ágil si la trazabilidad se gestiona de forma correcta. Además es de vital importancia aplicar esta revisión también en el documento de trazabilidad para que esté siempre actualizado.

Analizar el impacto de los cambios

Hay ocasiones en las que es necesario aplicar cambios en un proyecto, bien porque está en la fase de mantenimiento o al ser un proyecto ejecutado dentro de una metodología ágil, en la cual en cada iteración se van introduciendo mejoras en las funcionales del sistema. Una correcta trazabilidad nos permite analizar rápidamente el impacto de dichos cambios, seleccionado los requerimientos y casos de pruebas que pueden ser afectados.

Mejorar el entendimiento de los informes

En los informes se suelen mostrar los datos de los resultados, con una codificación especifica para una mejor reutilización y minimizar los cambios a aplicar en caso de corrección de un requerimiento. Por ello, al seguir la trazabilidad de los mismo obtenemos una mejor comprensión de los datos obtenidos y de cómo interpretarlos.

Aportar información para evaluar la calidad del proyecto

Por último, nuestro objetivo principal objetivo es la evaluación de la calidad de un proyecto y poder así generar confianza en el producto. Siguiendo la trazabilidad del proyecto, podemos saber si nuestro producto es apto para ser lanzado al mercado, o incorporar esa nueva mejora sustancial.

Conclusiones: Es recomendable llevar a cabo una buena trazabilidad

Son múltiples las ventajas de seguir una correcta trazabilidad de los requisitos desde el comienzo del proyecto, para saber en todo momento: donde estamos, a donde vamos y tomar las deciciones más acertadas del a donde queremos ir.

En alguna de las próximas entradas hablaremos de cuales son las herramientas más utilizadas para llevar a cabo una buena trazabilidad entre requerimientos del proyecto y casos de uso.

 
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*