Reyes Sánchez García/ diciembre 24, 2020/ Gestión de la calidad/ 0 comentarios

Tiempo de lectura: 3 minutos

Para agilizar el  testing es recomendable que utilices Cucumber. Es mucho más que una herramienta para automatizar con Java/Selenium, es un modelo de colaboración. Cucumber nació de la necesidad de unificar de forma entendible documentación, pruebas de aceptación automatizadas y los requisitos de información (requisitos funcionales, historias de usuario, etc.).

Sigue leyendo y profundizaremos más en estos conceptos.

Qué es Cucumber y cómo agilizar el testing

Índice de contenidos

¿Qué es Cucumber?

Cucumber es una herramienta es utilizada para implementar metodologías como BDD (Behaviour Driven Development). Con ella se puede ejecutar descripciones funcionales que han sido escritas en texto plano como pruebas de software automatizadas. En resumen, se describen los procesos de nuestro producto en lenguaje entendible para usuarios menos técnicos como el «Product Owner», el cliente (negocio) o para la incorporación de nuevo personal. Y con este modelo de colaboración se ejecutarán de forma automazada cada una de esos casos de pruebas descritos, tras un proceso de generación de casos.

De esta forma podremos agilizar el testing de forma bastante significativaPero debes tener en cuenta que no basta con describir esos pasos del proceso en cualquier lenguaje, sino que es necesario utilizar uno en concreto, «Gherkin”.

En el siguiente enlace puedes descargar los paquetes de la web oficial.

¿Qué es Gherkin y cómo agilizar el testing?

Gherkin es un lenguaje que se utiliza tanto para realizar la documentación del desarrollo, como para desarrollar las pruebas automatizadas. Uno de sus objetivos principales es proporcionar una fuente única sobre el desarrollo del software. Gracias a Gherkin conoceremos el comportamiento esperado de nuestro proyecto con un lenguaje formado.

Las descripciones se almacenan en un archivo con extensión «.feature». Este archivo está compuesto por un conjunto de escenarios(casos a probar) y por un background (pasos previos, si fueran necesarios).

Gracias a Gherkin tenemos un lenguaje fácil de gestionar y aprender para preparar nuestros planes de pruebas, junto con la ventaja de tener documentado desde el principio todos los procesos de nuestro producto.

¿Con qué herramientas trabajamos?

Partimos de un proyecto de Selenium/Java, realizado con Maven y ejecutado con JUnit.

Una vez que tenemos todo el proyecto montado junto con las librerías, procedemos a realizar la codificación en Java / Selenium y ejecutaremos el proyecto.

Conclusión: ¿Cómo nos ayuda a agilizar el testing?

Gracias a Cucumber tenemos documentadas como se realizarán las pruebas unitarias o integradas de nuestro proyecto. Esto las hace más legible y entendible para una persona que no conozca el proyecto. También los hace más mantenibles, lo que reduce los costes de mantenimiento.

Cabe destacar que es importante seguir los pautas que dicta esta metodología. Se debe trabajar en la colaboración. Es necesario realizar primero la descripción de los procesos en colaboración con el cliente y el «Product Owner» y posteriormente paralelizar el desarrollo con la ejecución de las pruebas. BDD nace del TDD, con lo cual induce a una gestión ágil de la gestión de la calidad.

¿Te ha gustado la entrada? ¿Es un buen comienzo para comenzar con Cucumber? Deja tu comentario y suscribete al blog.

Referencias

 
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*