Reyes Sánchez García/ junio 29, 2022/ Gestión de la calidad/ 0 comentarios

Tiempo de lectura: 4 minutos

En este post, continúo con las pruebas de las características de la calidad de software con esta segunda entrega o ampliación del post: ISTQB CTAL-TA y las pruebas de las características de calidad del software. En concreto, voy a repasar las características de portabilidad y usabilidad. ¿Quieres saber de qué se encargan de validar estas pruebas? Te lo cuento a continuación.

Índice de contenidos

ISTQB CTAL TA y las pruebas de las características de calidad II

¿Cuáles son las pruebas de Portabilidad ?

En este párrafo, vamos a ver el ISTQB CTAL-TA y las pruebas de portabilidad. Estas pruebas, se quiere asegurar el grado en que un sistema o componente pueda transferirse a un entorno previsto. Se tendrá en cuenta que se parta del sistema inicial o desde otro entorno. Los responsables de identificar y diseñar estas pruebas son tanto el Analista de pruebas, como el Analista de pruebas Técnicas.

Después de eso, debes tener en cuenta que las sub-características de portabilidad son la Adaptabilidad, Instabilidad y reemplazabilidad, según la ISO 25010.

¿Cuáles son las pruebas de Adaptabilidad ?

Las pruebas de adaptabilidad son unas de las pruebas de las características de calidad del software incluidas en la Portabilidad. Gracias a ella se comprueba que una app funcione correctamente sobre los distintos entornos previstos. La técnica más frecuente utilizada por el Analista de pruebas para realizar el diseño de estos casos es la combinación de entornos, bien por la técnica de los pares o la técnica del árbol de clasificación. Es frecuente hacer selección de casos para probar: hardware: diferentes pantallas o dispositivos móviles o tabletas. También, se prueba en distinto software, por ejemplo: distintos navegadores: Internet Explorer, google chrome, Mozilla Firefox, Safari u Opera. Además, se prueba con distintos middleware o sistemas operativos.

¿Cuáles son las pruebas de Instalanbilidad ?

Estas pruebas se llevan a cabo para verificar la capacidad del software de instalarse y desinstalarse en un software de destino. Para ello, se acompaña el software de unos procedimientos escritos a seguir. Los objetivos de estas pruebas son las de asegurar la instalación con éxito en las distintas opciones a configurar. De ahí que se suela utilizar la técnica de los pares para seleccionar el diseño de los casos.  Además, se desea asegurar la corrección funcional de los procedimientos y asegurar que no se introducen errores en el proceso. En último lugar, se desea comprobar que esos procesos son usables para el usuario.

¿Cuáles son las pruebas de reemplazabilidad ?

El fin de este conjunto de pruebas es asegurar la capacidad de una versión de software o componente de ser intercambiado por otro dentro del sistema. Por ejemplo, hardware o software: Versiones de la aplicación que permite funciones avanzadas en un móvil o tablet. Al igual, que en la característica anterior, el Analista de pruebas realiza la selección y diseño de los casos de prueba. Del mismo modo, es común que estas pruebas se efectúen en paralelo a las pruebas de integración funcional.

¿Cuáles son las pruebas Usabilidad ?

Las pruebas de usabilidad son las que aseguran que se cumplen los objetivos de aspectos, objetivos y enfoques, que permiten que los usuarios utilicen el sistema sin dificultades. En este sentido, el Analista de pruebas se asegura de que todo tipo de usuario tenga una experiencia positiva.

Dentro de las pruebas de usabilidad, se pueden dividir en tres partes: usabilidad, UX y accesibilidad.

¿Qué evalúa las pruebas de Usabilidad ?

En concreto, las pruebas de usabilidad se centran en cómo el usuario es capar de realizar las tareas necesarias para lograr su objetivo, a través de la interfaz de usuario. En otras palabras, se prueba el reconocimiento a la pertinencia, la capacidad de ser aprendido, la operatividad, la estética de la interfaz de usuario, la protección ante error de usuario y la accesibilidad.

¿Cómo se evalúa la Experiencia de usuario (UX) ?

En segundo lugar, la evaluación de la experiencia de usuario se centra en lo que hay más allá de la experiencia del usuario, no solo en la interacción directa. En otras palabras, el disfrute de navegación, la satisfacción del usuario. Por tanto, los factores que se suelen analizar son: la imagen de marca, el comportamiento interactivo y la disposición de asistencia del sistema (formación, apoyo, sistema de ayuda, mensajes informativos, control de errores).

El ISTQB CTAL-TA y las pruebas de Accesibilidad

En último lugar, las pruebas de accesibilidad se centran en validar las características del software para que pueda ser utilizado por personas con discapacidad. Por ello, se debe cumplir las normas dictadas como son las de la WCAG o las leyes de Discriminación por Discapacidad. Se deben llevar a cabo estas pruebas en integración, pruebas de sistemas y de aceptación. Es común que el Analista de pruebas se apoye en herramientas, complementos de navegadores o listas de comprobación.

En concreto, se debe tener en cuenta los elementos de interacción con los usuarios con discapacidad como son: el reconocimiento de voz en entradas, los textos alternativos de contenidos no textual o la redimensión de los textos sin pérdida de contenidos o funcionalidad.

Conclusión: No olvides las pruebas de las características de calidad del software

Tanto las pruebas de usabilidad como las de portabilidad son vitales para asegurar la calidad del software que tienes entre manos. Es responsabilidad del Analista de pruebas, identificar, diseñar y ejecutar (al menos en una parte) estás pruebas. Estas características de calidad del software obtenidas de la normativa ISO 25010 te permiten llegar a obtener buenos resultados como Equipo de QA.

¿Qué te ha parecido este post? ¿Tienes más claras las distintas características de calidad? Deja un comentario o suscríbete al blog.

 

Quizás te puede interesar

 
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*