Reyes Sánchez García/ noviembre 14, 2020/ Desarrollo web/ 0 comentarios

Tiempo de lectura: 3 minutos

Este post nace para ayudar: Docker para Dummies. Pretende ser una de las primeras lecturas para todos aquellos que todavía no sepan que es un contenedor. Hace años que se habla de Docker por aquí y por alla, desde su lanzamiento en 2013. Pero ha sido recientemente cuando aprendí la potencia que tiene. 

Utilizar Docker es ahorrar tiempo, ahorrar errores y en definitiva aumentar la calidad de tu trabajo como desarrollador web. ¿Quieres saber cómo? Pues sigue leyendo.

Docker para Dummies. ¿Cómo te ayuda a lograr tus objetivos?
Índice de contenidos

¿Qué es un contenedor?

Empecemos por el principio. Un contenedor es un mecanismo por el cual se puede empaquetar un sistema de forma que se pueda trasladar de un entorno a otro sin incidencias. Se traslada código, librerías, configuración, entorno de ejecución, sin que para su funcionamiento se tenga que tener cuenta las necesidades concretas. Da igual las dependencias que tenga, que otros sistemas necesita para su correcto funcionamiento. Solo es necesario que la otra máquina disponga de Docker. De esta forma, podemos trasladar un proyecto web, por ejemplo desde DEV a PRE, y después desde PRE a PRO, sin que surjan incidencias por incompatibilidades.

Docker para dummies. ¿Qué es?

Docker es un empaquetador de sistemas en unidades regulares. Permite la gestión de estas máquinas virtuales. Empaqueta nuestro entorno de tal forma que ni siquiera sabe que está empaquetado.

Además permite hacer gestiones rápidas: la creación del contenedor, el moverlo de un entorno a otro, una copia para seguridad. Y lo mejor de todo es que lo puedes hacer de forma ágil y sencilla, a través de la consola.

¿Cómo te ayuda Docker a lograr tus objetivos?

Son muchas las ventajas de utilizar Docker. A continuación te muestro las más destacadas.

El foco en tu código

Dedica el tiempo en desarrollar tu código o en configurar tu CMS. Olvídate de incompatibilidades de servicios con distintas versiones. Con Docker te aseguras que funcionará en cualquier máquina de cualquier sistema operativo.

Despliegue rapidamente

Uno de sus puntos claves es que podrás crear, implementar y probar aplicaciones rápidamente. Además podrás llevar un control de versiones y te ayudará a realizar tus distribuciones de software sin malgastar tu tiempo.

Menos recursos

Ahora ya no es necesario que la maquina se arranque desde cero. Con Docker solo es necesario arrancar un servicio y lo hará en milisegundos. Además, con los CGroups podremos limitar el consumo de recursos que puede consumir.

Todo en un sólo archivo

Esta herramienta almacena toda la información en un archivo: Dockerfile. Con este archivo podremos desplegar la imagen de nuestro proyecto. Solo tendremos que configurar el servidor y adecuar el entorno de ejecución.

Portable

Actualmente este motor de contenedores dispone de paquetes de instalación para Microsoft Windows y macOS además de para Linux. También para servicios en la nube como Amazon Web Services (AWS)‎ y Microsoft Azur

Docker Hub

Comunidad que cuenta con unos repositorios (públicos y privado) donde se almacenan imágenes de los desarrollos creados. En los primeros la comunidad comparte sus creaciones y en los segundos, tienen limitado el acceso.

Conclusión: Con Docker para Dummies no sabrás utilizarlo, pero es un buen primer contacto

Docker te ayudará a agilizar los procesos diarios de mantenimiento de los sistemas. De tal forma que te olvidarás de esas molestas incidencias que siempre ocurren cuando se hace una subida a producción o cuando realizas tareas de mantenimiento. Podrás aprender rápidamente a utilizarlo con unos cuantos comandos y ahorrarás tu valioso tiempo para aportar más valor a tu trabajo.

 
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*